Etiquetas

jueves, 31 de enero de 2019

2019, eres bienvenido!

Antes que nada, deseo que tengáis un 2019 lleno de salud y cosas buenas, a este paso casi os doy el feliz año en diciembre! no sería de extrañar, últimamente voy detrás del tiempo intentando seguirle, pero no le pillo, sigo un poco anclada a la mala época que empezó en enero del año pasado y me está costando un mundo salir.

Pero el tiempo avanza, la vida sigue, y nadie espera, los días no perdonan y cosa que dejas para más adelante es cosa que acabas perdiendo en el presente, os juro que intento disfrutar todos los días de todo lo bueno que tengo, pero necesito que por fin se cierre aquel episodio y poder pasar página, hasta que no acaben los tramites que faltan, yo me quedo allí, lo necesito para poder seguir sana y salva.

Mi terapeuta me ha pedido que para mañana le lleve una lista con las cosas que antes hacía y que ahora por culpa de mi bloqueo no puedo hacer, y claro, como estoy bloqueada no sé que poner: quizá hacer deporte (ahora solo hago yoga), salir con mis amigas (lo evito bastante), dedicarme más a estudiar inglés (ahora asisto a clase, pero en casa no me pongo), y algún que otro hobbie que tengo y que tampoco estoy yo por la labor de ponerme a hacer. Así que mañana pondremos un poco de orden en esta cabeza mía e intentaremos seguir avanzando.

Le tengo muchas ganas a este año, porque aunque suene contradictorio con lo que acabo de escribir, me noto con mucha fuerza dentro, solo me hace falta saber como hacer que flore.. qué complicado es el ser humano!

Y de la EM hoy no os hablo, eso lo dejamos para otro día porque anda que me tiene contenta con la fatiga y otros síntomas varios.


Que todo fluya y nada influya.


Gran cerdo feliz juego — Ilustración de Stock



1 comentario:

  1. Estamos llenos de maravillosas contradicciones ¡Feliz año nuevo! (nosotras llevamos otro calendario, pero lo importante es llevarlo)

    ResponderEliminar